domingo, agosto 02, 2015

Martes de Agosto



Mi mente es algo frágil
Y suelo perder ciertos
                                          Detalles
Que por la falta
                             de estos
veo que pueden ser importantes
es algo difuso
                          todo
Difuso todo y me pierdo
Con la fantasía de que
Alguna vez
Pillarlos, pero
Nunca lo hago.

Ahora acostado
Con ansias
De fumar y verte
Y desde mi ventana
Todo el mar de luces
                                        Pasadas
Pesadas y yo
Cubierto de brillo
                                  Futurista
De mi computador.

Vivo en la ironía
De todo esto
Pero ya no
                      Rio
¿pero quien se puede
                                         reír?
Bajo estas
                    Circunstancias
Me pierdo en las horas
Y en estos últimos cinco
                                              Años
Que no parece ser
Mas que otro
                     Martes 
                                de agosto.


miércoles, julio 29, 2015

A veces



Hay veces que te veo
a contraluces
en penumbras
y miras un libro
con el gato a un lado
y su puchito
por pasillos oscuros
y con la frágil voz
que depende de un hilo
que torna azul 
tus ojos ya cansados
y perdidos en las luces 
de allá afuera
como pasando todo
y nada convergen
como un lunes de domingo
tu y yo

creo verte
pero no es cierto
creo sentirte 
pero no mas
que en el creo
mirada azul de lejos
de reflejos naranja
que tiritan junto 
los astros a lo lejos
botas el humo
como si nada
exaltando verdades 
mudas

te paras y nada
me quedas mirando
fijo 
con esos ojos negros
de noche
vacía
penetrante
de filo

como un tonto
te veo moverte
dominando cada paso
no dejando espacio 
al azar, ni al error
rápida
mortal
silenciosa

cual fantasma
desvaneces 
y te posees en mi
a veces


y solo a veces

viernes, mayo 29, 2015

Tiempo cotidiano VIII


La lluvia se para a ratos. De inmediato un silencio, que cala hondo, junto con el frío. 

Parece eterno. Parece calmo.
Enciendo un cigarro y cuando lo hago, sirenas suena a lo lejos y recién entiendo que no estoy solo. Camino, pensado en lo hermoso que es todo, con lluvia, se limpio y ahora se ve, aunque no ver, también lo encuentro hermoso. Neblina y smog. Todo difuso y errático, pero es la esencia. Así fue siempre.
La calle, brilla y se mancha con los colores que hay en su alrededor, creando mares de colores. 
Deja de hacer tanto frío y respiro. Me detengo en una banca, de una plaza olvidada. Se vienen miles de fragmentos de mi vida pasada y no se como sentirme, respecto a todo eso, mientras sigo caminando hacia el estadio.
Divago cosas en voz alta, fragmentos de canciones recito y termino por improvisar canciones de mis andanzas cotidianas, siempre llevado al extremo. La canción contaba como moría arriba en la cordillera. Intentando cruzarla, para trasquilar, mis ovejas. Moría solo triste y abandonado. Cagao y vomitado. Todo esto por ser avaro. Cantado por un coro de niños. Medio gospel, medio niños católico europeo. Respecto a mi ultima referencia, mil disculpas por mi ignorancia, pero creo que se entiende.
Marivueltas, son un clásico

domingo, abril 19, 2015

Tiempo Cotidiano VII



Me corté la barba. Eso estuvo mal. Siempre lo va ser.  Nómade. Así me encuentro. Este último mes y medio, pero esta sensación no ha parado desde los dieciocho años. Pero hoy me doy cuenta.

Establecerme me cuesta y gran parte, tiene que ver, con esta condición de no pertenecer a ningún lugar, ni a nadie eventualmente, a parte de mi problema de comunicación, me va bien. La gente siempre tiene ganas de wuebiar y además la mía parece bíblica y me he encontrado con grandes semidioses del wuebeo, hace que parezca el más pequeño del olimpo.

Ha sido un viaje intenso, entre el deber y el placer, sin tregua al descanso. Nadie quiere enfrentar la realidad, menos sobrio y me veo moviéndome y de la ventana se puede ver algo parecido a la realidad, pero todo está maquineado y seríamos muy inocentes si no lo pudiéramos ver o sentir, pero es más fácil hacerse los tontos, que quedar afuera, aunque sería el camino más correcto. Dejar lo banal y solo hacer lo que debiera primar y quedarse en el amor. En toda su gama y no en el primer sentido de la palabra.

Sigo moviéndome, porque también descubrí que quedarme quieto me produce rechazo, ansiedad, inseguridad, aburrimiento, depresión, dentro de otras sensaciones y sentimientos. Cosa muy difícil, ya que quedarme quieto es otro de mis talentos y termino siendo contraproducente con mi yo verdadero y creo que por eso tiendo a la autodestrucción. La vida no es más que uno caminando. ¿A dónde?, Siempre da lo mismo y así divago, divago y me pierdo en el laberinto mental, de que poco importa y nada sirve. No prestar atención a la vida. Perderse en el pasado-futuro. En la ficción, la realidad, en los extremos, en lo binario.

Me atrapo por imágenes preciosas. El futuro. El movimiento, el tiempo, la pobreza. Las repeticiones. La producción a grandes escalas. El caos. El sin sentido. Por ejemplo el otro día, estaba más atrapado a no más poder. Hora pick, transantiago, yendo de Maipú a la ciudad satélite. Iba con las intención de seguir leyendo y ya que la realidad o el destino o como prefieran llamarlo. El punto es que tenía el libro en una mano y con la otra la mochila, para que no me robaran - me vuelvo paranoico en esta ciudad – y en eso me suena el celular. Por supuesto iba volado, sí que me imagino que no reacciono muy “normal” (quien lo es), sí que tengo una conversación de lo más incómoda. Ya que no se escuchaba bien, también me imagino que mis respuestas no eran las más claras.

El destino – nuevamente – no quiso que esto pasara, pero al final de la conversación, termino en otra posición, dentro del mismo espacio y se me abre todo mundo en la micro, que antes estaba ignorada por mi espalda. El cuadro era hermoso. Digno de una gran foto y extrapolable a direcciones infinitas. Gente apretada por un largo pasillo y a mitad de este, un nivel de altura, que hace que el volumen de gente sea mayor. Por momentos pareciera que fueran un ramo de flores, con diversos colores que nos trae el otoño (y esto me pone ansioso por el invierno). A veces un hermoso coliflor humano, perfectamente iluminado por un día de otoño, pero la imagen que predominó, fue la que eran un coro, cantando algo de lo más majestuoso  y angelical. Los que estaban un nivel más, el sol que ya comenzaba a bajar , golpeando. Dibujando el perfil de sus rostros.

En un momento me tuve que correr de mi puesto y termine al frente de una mujer, que con mucho esfuerzo intentaba de salir de los brazos de Morfeo. Era linda, pero el atardecer embelleció todo este pequeño instante, todo lo que sea el universo y la existencia. Bellos momentos, que me sacan de la realidad, pero que realmente hacen lo contrario. Me adentro más y más en ella.

Creo que debería escribir, sobre dos personajes que van a un hotel abandonado y no sé cómo se me cuela la idea de un tercer personaje. Esta vez mujer. Tal vez lesbiana, pero creo que se podría ir por otros lugares más engorrosos, que yo jamás podría salir. Después viene a mí, un funeral o un velorio y más bien uno pequeño. Luego fantasmas en el hotel o jugar con una realidad paralela o algo por el estilo. De ahí solo divago, hasta que caigo por otros laberintos.


Tal vez sea el invierno que se acerca. Todavía tengo que prestarle atención a cosas que se me pasan. Unir rompe cabezas y enfrentarme a mí mismo, pero para eso está el invierno.

lunes, marzo 30, 2015

Tarde de calor 2.0



Huele a cemento mojado, bajo el fuerte sol, de inmediato me recuerdan a las piscinas municipales, que solíamos ir con mi hermano, cuando el tiempo no producían tanta sombra. 
El sol sobre nuestras cabezas, y ya no sé como refugiarme del sol y sobretodo del aire. Del aire caliente, que nos golpea tan fuerte que nos deja medios noqueados.
Solución rápida, sentarse en el patio y compartir unas birras, con un amigo, fumando un poco, verde. Azul. Naranjo. Rojo. Violeta y cambia el cielo y va cambiando. 
Nos es inevitable, no acordarnos, de personajes del que fue y serán, de otros cielos e historias que alguna vez fueron importantes, y que ahora no son, solo mas que un silbido en lo alto.
El día pasa eterno y comienza a oscurece, sacamos un vino y otros amigos, luego un asado, luego una mesa, luego tres hielos, luego mas risas, luego, aun mas risas...
Luego miró al cielo, ya oscuro y a medias velas. El grupo se queda mirando, en silencio. Un trailer a lo lejos, avisa que ya era un poco tarde, pero a pesar de todo, está agradable esta noche.

Me fui, con la Rocío, caminamos caleta, bajo las lomas del mirasur, bajo los faroles; y mi farol favorito, esta vez volvió apagarse al pasar, y nos reímos mucho, porque le advertí que eso nos pasaría, y que siempre me va a pasar, al pasar y nos relajamos, y nos dijimos, cosas bonitas, como: amanecer, gota, picaflor, copihue, Nicanor, violeta, merquén, naranjo, sur. 
Nos miramos por un largo rato, y sus ojos de campo hielo, tan cristalinos, como el diamante y la sangre se comienza a mover, como la vida y nos quedamos, bajo ese farol, apagado, encendido, mas apagado y menos encendido. 
Luego de eso. nos separamos, porque había que hacerlo y sabíamos que esto iba a ser así, porque no puede ser de otra forma, ya no se puede, ya es muy tarde, ya no nos atrevemos, ya nos encontrará, en un día o en una vida o en la otra o en tres pisos mas tarde, en una lluvia, en un campo florido, suspiro, suspiro. 
La veo de lejos, convertida en un gato, caminando segura, por la oscura noche y es dueña y se figura por los techos, rápida y pausada y es dueña de sus movimientos y sus ojos todavía brillan y se convierten de oro, ojos de oros, sus ojos de oro y nos atrapa. Me atrapa, pero no. Yo no. Yo no suscribo. Yo no conozco al gato. Yo no descifro al gato.

martes, marzo 10, 2015

La Mala Cachativa


Al principio 
Yo
 No lo vi venir
Pero las conexiones 
Eran inevitables
De ahí
Todo mal

martes, febrero 17, 2015

Cinco


La noche se alarga y se pone dura y Miles (Davis), lo sabe. La bici apaña y transcurro, cual fantasma entre los mismos parajes, como una repetición sin sentido. Imágenes vacías y carentes de espíritu. Micro encuentros con otros fantasmas que ya no reconocen rostros e incómodos y erróneos comportamientos. Una Patá'a a los recuerdos. ¿quién quiere remover, lo que no se quiere mover?, pero se hace... por lo menos cinco segundos, pero se desvanecen como su propio peso.
Los años se van encargando de destruir todo y tremendo en la parte visual. Transformar la propia evolución de este pequeño monstruo y ya no sé, quien produjo a quien, ni me interesa.
Trato de ordenar mis ideas, pero me pierdo y Miles no ayuda en nada y trabajo a distintos niveles digno de un loco.

Creo que probablemente o de eso trato convencerme, de que me ha problema el futuro, claro que el mas próximo. Pienso en la palabra artista y si me considero uno o no. Aunque tengo que escuchar mi naturaleza y en todo lo que significa la palabra, creo estar cerca de ser uno, lo que me diferencia, es que no tengo que decir y creo estar atento al pequeño detalle, pero cuando avanzo pierdo perspectiva, algo me detiene. Tengo cosas que resolver. El vacío se apodera. Sedante natural. Todo afecta. Las drogas también han ayudado a tener otra perspectiva. Enfrentarse... y me pongo trampas. También hablo de cine. Tanto estética, Narrativa. Sensaciones.

Asumo mi rol de Voyerista, dado mi personalidad y mi abstracción a la realidad, creo perderme el presente y solo habitar en dos planos de la "realidad" Pasado-futuro.

Capturar. Ser sensible. El momento, al inconsciente, a la sensación. Laberintos mentales. Improvisar, llegar tarde.

Cuando hice la película, destinada ahora en el olvido, tenía la sensación de poder realizar una película donde el protagonista fuera como un secundario -"La vida pasa"- pero no lo pude lograr. Terminó siendo igual un protagonista con características de secundario. Me entrampe en un montón de formas. Jugué a ser una película ISAT. Media indie, donde no contara nada, pero pecamos de rigurosos a la tesis - con esto me titule - pero respetamos mucho y quedo plana,para mi gusto. La hice pensando en Roberto, un compañero de la U, que tiene gustos muy indie yanki y tal vez, solo en él. claro que le gustó, pero ahí esta, en un disco duro. Ahora comprendo que es un primer corte, pero habíamos establecidos que era un final. Me avergüenzo cada vez que la veo. Tiene dialogo de película. No me gusta, Es por eso trato de sacar el rollo, como todo el mundo. Comprender. Transmitir. Tareas del artista. Expresar.

Hace frío y recorro Temuco en bici escuchando a Miles, cual Travis, en su taxi y así recorro la luminosa avenida Alemania, donde esta el Dreams, en busca de algo conocido o de algún bizarreo.
Generalmente me he dado cuenta que nada importa. Ser adulto es un mundo lleno de trampas y que solo nos atrapamos en palabras mudas. En códigos.

Todo estos en segundos, como decía antes. A distintos niveles. Digno de un loco.

Loco.